Laurent Simons, un niño belga de tan solo 11 años, terminó su carrera universitaria en 9 meses, cuando esta licenciatura requiere en general un mínimo de tres años. Simons obtuvo su licenciatura en Física en la Universidad de Amberes con un promedio de nueve sobre diez y en un solo curso.

El niño superdotado finalizó sus estudios con honores, logrando un diploma con cum laude.

Simons comenzó la escuela primaria a la edad de 4 años y accedió al equivalente a un Instituto de Secundaria, el Sint-Jozef Humaniora de Brujas, con solo seis años, completando esta etapa en 18 meses, cuando generalmente toma ocho años. A la universidad entró con 9 años de edad.

No sabe cuánto le llevará terminar su máster ahora, pero asegura que no lo hace por batir un récord, sino para «lograr su objetivo», que es «poder reemplazar tantas partes del cuerpo como sea posible con órganos fabricados», asegura