Poca acogida al llamado del Comité del Paro a manifestarse contra lo que llama incumplimientos del Gobierno este 28 de septiembre.

El Comité nacional del Paro y algunas centrales obreras convocaron para este martes a  nuevas marchas por el “incumplimiento de los acuerdos pactados” con el gobierno del presidente Iván Duque, despues de las movilizaciones a de abril, mayo y junio pasado.

Sin embargo, la respuesta ciudadana fue escasa. Hubo una débil participación en las manifestaciones, que esta vez no contaron con el apoyo masivo de estudiantes y jóvenes, como ocurrió en meses anteriores.

La marcha, que en Bogotá se inició alrededor de las 10 de la mañana en el Parque Nacional, terminó en un ejercicio sin trascendencia ni impacto.  Podría anotarse como un fracaso para los organizadores y líderes del paro.

La manifestación se desarrolló en una atmósfera de tranquilidad y se diluyó con bastante rapidez una vez los marchantes llegaron al Congreso de la República, en la Plaza de Bolívar. Las arengas y la clásica arremetida contra las instituciones y el Gobierno Nacional se desvanecieron en cuestión de minutos.

Lo que sí se pudo evidenciar en otros puntos de la ciudad fue el embate de los violentos. Hubo enfrentamientos con el Esmad en la localidad de Usme, lugar que, en reiteradas ocasiones, se ha convertido en escenario de desmanes y violencia.