La periodista recibió como un alivio  la decisión de la Corte Interamericana de declarar culpable al Estado colombiano por la brutal agresión que ella recibió hace 21 años.

Jineth Bedoya .

Mientras el presidente Iván Duque  expresaba su acatamiento total a la setencia, la víctima la recibió con beneplácito, pero aseguró que un resarcimiento completo es imposible.

«Yo creo que nunca va a haber algo que pueda compensar. Pegar las piezas de algo que se quebró es muy difícil. Me alivia la reivindicación», le dijo a Blu Radio.

El 25 de mayo del 2000, la periodista, que trabaja en el diario ‘El Espectador’, fue raptada en la puerta de la cárcel La Modelo de Bogotá en medio de una lucha por el control de los patios entre paramilitares, guerrilleros y mafiosos. En su interior se registraban homicidios, secuestros, torturas y desapariciones forzadas, lo cual denunciaba Bedoya

La periodista se había desplazado hasta la prisión para una reunión con el exparamilitar Mario Jaimes Mejía, alias ‘el Panadero’, pero resultó ser una trampa: en la propia puerta de la prisión fue amenazada por un hombre armado que la condujo a un sótano cercano a la cárcel. Más tarde fue trasladada en un vehículo hasta Villavicencio y en el trayecto fue víctima de tortura, maltrato y abusos.

Durante una década el caso estuvo prácticamente parado, hasta que en 2012, tras un cambio de fiscal, fueron vinculadas tres personas, los únicos condenados hasta el momento.

Los exparamilitares Alejandro Cárdenas (‘J. J.’) y Jesús Emiro Pereira Rivera (‘Huevoepizca’), condenados a 30 y 40 años de cárcel, respectivamente, y ‘el Panadero’, sentenciado a 28 años de prisión. Pero Bedoya denuncia la impunidad de los autores intelectuales.

Ante la incapacidad del Estado para investigar y castigar a los presuntos responsables del caso dentro delos organismos de seguridad, Bedoya acudió a la justicia interamericana con el resultado conocido en días pasados.

El presidente Duque no solo acató el fallo sino que celebró que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenara la creación de un centro de memoria y dignificación de las mujeres víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado y del periodismo de investigación.

«Como presidente de los colombianos, siempre condenaré cualquier acto violento contra mujeres y periodistas», afirmó

Pese a la buena noticia para tantos años de lucha en busca de justicia, Jineth Bedoya dice que su drama personal continúa. «En medio de todo el dolor que he tenido que afrontar,muchas veces he querido que me hubieran matado, porque padecer esta tortura durante tantos años es morir todos los días otra vez», dijo a la radio.

Con información de Europa Press