De acuerdo a climatólogos y meteorólogos, Argentina, Uruguay y las zonas del Río Grande del Sur en Brasil podrían alcanzar temperaturas récords en los próximos días.

Definición básica y preliminar de ola de calor

De acuerdo a National Geographic, el primer país de la región que avisó sobre el fenómeno de la ola de calor extrema fue Argentina, que además espera ser el foco central de las intensas temperaturas.

El Servicio Meteorológico de Argentina (SMN) informó hace un par de semanas que se estaba incrementando fuertemente el calor en provincias como Río Negro, Neuquén, Mendoza, La Pampa, oeste de Buenos Aires, San Luis, La Rioja, Tucumán, Jujuy, Santiago del Estero, Chaco, Formosa y el este de Salta.

El SMN avisó que los análisis previos pueden tener algún margen de error. Sin embargo, aseguró que, de ser ciertos, las temperaturas  estarían entre los 35 y 42°C. Prueba de esto es que a inicios del 2022 la Ciudad Autónoma de Buenos Aires registró la segunda temperatura más alta desde 1906, con 41.1°C.

Por su parte, el Instituto Uruguayo de Meteorología (INUMET) avisó de la proximidad de una onda de calor para la zona oeste del país, la cual podría alcanzar los 42°C.

El Instituto Nacional de Meteorología (INMET) de Brasil, lanzó una alerta de peligro, indicando que la temperatura de 216 municipios de Río Grande del Sur podría aumentar en cinco grados, afectando la salud de la población.

El climatólogo Francisco Aquino explicó para NG que estas olas de calor se producen tras una “secuencia de tres, cuatro o más días con temperaturas muy elevadas, con el detalle que las madrugadas también son cálidas, con temperaturas por encima de los 23°C”.

Además, recordó que los principales afectados son los ancianos y los niños, puesto que hace que se agudicen problemas respiratorios como bronquitis y asma, circulatorios y cardíacos, y causar mareos. La recomendación es tomar mucha agua.

Según el experto, la zona sur del continente es bastante propensa a sufrir olas de calor extremo. Por la “forma física de América del Sur, tenemos las condiciones propicias para la formación de una masa de aire caliente y seco y que va a dar el tono de la onda de calor”, explicó.