Hildebrando Rivera, de 60 años, atropelló en un accidente de tránsito a una mujer embarazada y a una niña de la etnia.

La llamada del conductor asesinado por indígenas embera en Bogotá
El camión que conducía Hildebrando Rivera.

En el parque La Florida, noroccidente de Bogotá, los indígenas destrozaron el camión en el que se movilizaba Rivera y posteriormente le propinaron una serie de golpes hasta matarlo.

En un video publicado en redes sociales, se evidencia que  había policías en la escena pero no hicieron nada para proteger la integridad de Rivera.

La Policía abrió una investigación interna para verificar si hubo o no omisión de los uniformados al no intervenir para proteger al conductor.

Antes de que destrozaran el vehículo, Rivera alcanzó a enviar una nota de voz a la empresa en la que trabajaba. “Uy Dios mío, acabaron con el carro, papito Dios, esto fue un accidente. ¡Dios mío, me van a acabar el carro, ayúdenme!”, se escucha.

Los embera lo bajaron del camión y lo llevaron a un lado de la carretera, allí con puños, patadas y palos terminaron con su vida. Cuando fue llevado a un centro de salud por las autoridades, ya no había nada que hacer.

Estos miembros de la comunidad embera son parte de los que permanecen desde hace varios meses en un campamento improvisado en el Parque Nacional, pidiendo al Gobierno la protección de sus derechos y la entrega de ayudas.