En la audiencia de este lunes por el caso, el presunto autor del doble crimen rechazó los cargos.

La Fiscalía capturó en su propia vivienda a Jhonier Leal, hermano de Mauricio, quien era uno de los principales sospechosos.
Jhonier Leal, hermano de Mauricio e hijo de Marleny Hernández

Según el ente investigador, el hermano del estilista deberá responder por el delito de homicidio agravado por consanguineidad, sevicia, indefensión, ocultamiento, alteración y destrucción de material probatorio.

El fiscal del caso, Mario Burgos, quien dio una descripción de lo sucedido de acuerdo con las pruebas forenses, dijo que existen evidencias claras de que “Jhonier no solo asesinó a su mamá (Marleny Hernández) y su hermano, sino que intentó borrar las pruebas”.

“Con sevicia atacas a tú hermano y decides hacer una modificación de la escena, trasladar desde la habitación el cuerpo de tu mamá a la habitación de tu hermano […] Se encuentran manchas de sangre de la señora Marleny desde la escalera hasta la habitación de Mauricio […] y una toalla en la habitación de Jhonier con sangre, que coincide con la de familiares de Marleny”, dijo el fiscal Burgos.

El delegado de la Fiscalía expresó que las investigaciones con luces ultravioletas fueron claves para detectar rastros de sangre en los pisos de la casa del estilista, pues Jhonier, en su plan de ocultar las evidencias, aparentemente movió los cuerpos una vez apuñalados.

“Luego Jhonier te desplazas hasta la habitación de tu hermano, Mauricio Leal Hernández y Oh sorpresa… Jhonier que con el mismo cuchillo que atacas a tu señora madre atacas a tu hermano Mauricio Leal Hernández, con la mala fortuna Jhonier que ese cuchillo se quedó incrustado en el cuerpo de Mauricio. Posteriormente haces un recorrido hasta la cocina para traer otro cuchillo para generar ciertas heridas”, dijo el fiscal sobre cómo los mató.

Sobre la carta, en donde supuestamente Mauricio Leal pedía perdón a su madre y dejaba los bienes a su hermano y sus sobrinos, Burgos dijo que Jhonier le hizo comer unas pastillas para sedarlo y hacer que la escribiera.

Otra pista que Burgos resaltó fueron los mensajes desde los celulares de Mauricio y Marleny, los cuales se enviaron cuando ambos ya habían sido asesinados.

Luego de que el fiscal diera toda esta descripción, sobre las 6:30 de la tarde, una vez Jhonier habló con su abogado, la juez le preguntó si aceptaba o no su responsabilidad en los delitos imputados, a lo que respondió: “Jamás hubiese sido capaz de poner una mano encima de mi madre y de mi hermano, por ende, no acepto la imputación de cargos”.