La empresa se expande en el sector de la logística en Colombia y México. Su enorme potencial atrae a inversionistas y a talento tecnológico de alto nivel.

Los hermanos Santiago y Juan Pablo Pineda, líderes de la empresa de tecnología Mensajeros Urbanos, siempre han creído que la logística es el motor que mueve cualquier sociedad. 

Por eso, le apuestan a generar constantemente eficiencias en ella, agregando tecnología e innovación, lo que redunda en impactos positivos en los números de las empresas a las que sirven. “Nos enfocamos en dos elementos clave: la rapidez de entrega y la reducción de los costos en la logística”, explica Santiago Pineda, quien ocupa la posición de CEO mientras su hermano lidera las responsabilidades operativas.

Mensajeros Urbanos nació muy centrada en dar soluciones de mensajería corporativa a pequeñas y medianas empresas, pero a medida que fue entendiendo las necesidades y los problemas de sus clientes, empezó a ver que podía ir mucho más en logística, en transporte y en almacenamiento.

“Constantemente estamos buscando nuevas alternativas que les permitan a nuestros clientes tener esa solución 360o, para que ellos se puedan enfocar en lo que realmente importa, que es vender más, y nosotros los apoyemos más en toda la parte logística”, agrega.

Esto ha llevado a Mensajeros Urbanos no solo a operar en más ciudades, sino a incursionar en un segmento de mercado tan importante como el almacenamiento y hacer transporte entre ciudades, además de transporte en el ámbito urbano.

Ya vamos en 390 empleados en la empresa y esperamos terminar el año con 500.

Modelo colaborativo

La empresa tiene un modelo de economía colaborativa, que les ofrece a las personas la oportunidad de tener ingresos adicionales en el día a día. Empezaron enfocados en bicicletas y motos, pero poco a poco fueron migrando hacia carros particulares, vans y camiones. 

“Hoy día contamos con más de 15.000 conductores aliados mensualmente, que se benefician de este modelo de ingresos adicionales para mejorar su calidad de vida. Nuestras expectativas están enfocadas en que para cerrar el año 2022 tengamos más 30.000 aliados activos en la región”, dice el CEO Pineda.

Apertura de espacios

Otra respuesta a las necesidades de sus clientes ha estado en el renglón del almacenamiento. Ese es uno de los grandes temas que hoy día ven como un cuello de botella, especialmente para lograr costos más bajos y mejores tiempos de entrega. 

“Este aspecto pasa a ser crucial en la cadena logística y es por eso que a comienzos de este año empezamos a abrir espacios pequeños, pero muy bien ubicados, para poder entregar los productos rápidamente, y a mediados de este año hicimos una inversión importante en varias bodegas que suman casi 6.000 metros cuadrados”, destaca Santiago Pineda.

Estos espacios dentro de las ciudades permiten precisamente tener el producto muy cercano y, de esta manera, cuando se concreta una compra por parte de algún cliente, se podrá hacer la entrega en cuestión de minutos u horas. 

El objetivo de este año es llegar al 100 % de ocupación de los espacios en los cuales han invertido, pero a la vez, quieren empezar a ampliar estas áreas de almacenamiento y tener mucha más cobertura. 

“Estamos atacando este tema de dos maneras. Una, tenemos unas bodegas medianas con áreas promedio de 1.000 m2. En Bogotá esperamos abrir unas dos más a lo largo del año. Y, dos, estamos atacándolo con tiendas ocultas, que son espacios de 200 a 300 m2. En esto estamos siendo mucho más agresivos y esperamos cerrar el año con unos 20 espacios de este tipo”.

Más territorio

A la incursión en nuevos segmentos de mercado se agrega la apertura de nuevos territorios. Hoy día en Colombia, Mensajeros Urbanos está en 18 ciudades y el objetivo es abrir 5 más para llegar a 23 este año. “Ojalá podamos alcanzar las 25 ciudades”, comenta el CEO.

Una de las grandes apuestas de la compañía está en México. Abrieron operaciones allí hace un poco más de 12 meses y ya tienen cobertura en tres: Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. “Nuestro objetivo es estar por lo menos en 10 ciudades antes de finalizar el año”.

Para financiar sus planes, Mensajeros Urbanos ha buscado siempre el respaldo de inversionistas tanto extranjeros como locales. “Hace cuestión de semanas cerramos una ronda de inversión bastante importante que nos va a permitir en los siguientes meses cumplir los objetivos tanto en Colombia como en México”.

Talento internacional

La columna vertebral de Mensajeros Urbanos es la tecnología y ahí también han invertido fuertemente. Hoy el equipo de esa área cuenta con cerca de 60 desarrolladores y tiene alrededor de 60 vacantes abiertas para llegar a casi 120 personas dedicadas de tiempo completo a crear y mejorar productos y a buscar innovaciones tecnológicas. Varias de ellas son extranjeros de diverso origen.

Precisamente, los hermanos Pineda y sus socios acaban de anunciar la contratación del CTO o cabeza del área de tecnología, producto y data. “Me enorgullece enormemente el perfil que trajimos. Venkatesh Ramaswamy viene de ser director de ingeniería de Ebay. Es una persona que vive en San Francisco y se mueve entre los grandes emprendimientos. Él tomó la decisión de unirse a Mensajeros Urbanos porque ve un valor enorme en lo que estamos haciendo y en lo que podemos alcanzar”, agrega Pineda.

“Ver que este tipo de personas, con la experiencia que tienen, toman la decisión de creerle a este sueño, muestra nuestro potencial y nuestra capacidad de atraer talento. Eso es algo que vale la pena valorar, no solamente para Mensajeros Urbanos, sino también para Colombia y el ecosistema latinoamericano. Es algo muy positivo para todos”. 

La empresa tiene una cabeza para cada línea de negocio y pronto hará el anunció de un nuevo reclutamiento importante. 

En Mensajeros Urbanos la velocidad de contratación es alta. Ya tienen 390 personas directas y están ofreciendo 80 vacantes abiertas en este momento. El objetivo es cerrar el año con cerca de 500 integrantes.La empresa se siente jugando en los grandes escenarios de su negocio. “Si no pensáramos eso, creo que no estaríamos acá –opina Santiago Pineda–. El objetivo es crear, desde Colombia y Latinoamérica, una compañía de escala global que esté en los grandes niveles de la logística y que sea capaz de transformar lo que hace en cualquier parte del mundo”.