En un audio que circula en redes sociales, se escucha al jefe de gobierno local manifestar su apoyo político a dos candidatas al Senado.

Controversia por audio en el que William Dau expresa apoyos políticos | EL  UNIVERSAL - Cartagena
William Dau, alcalde de Cartagena de 69 años. Foto: El Universal

Dau le envió a Javier Marrugo, cabeza de la lista del Pacto Histórico en Bolívar para la elección de Senado del próximo 13 de marzo, este mensaje de audio:

“Hola, Javier. Buenas tardes, un anticorruptivo saludo. Óyeme, estoy boquiabierto, no puedo creer, por favor, confírmame que no es cierto lo que me contaron que tú allá en Bogotá dijiste que querías ser cabeza de lista a la Cámara por el grupo de ustedes, porque cuentas con el apoyo del alcalde. ¿De dónde salió ese cuento de qué cuentas con mi apoyo, que yo te voy a apoyar?”.

Luego, le recordó a Marrugo la buena relación que llevan y la estima le tiene, y le agregó: “De ahí a decir que yo te voy a apoyar en las elecciones cuando traicionaron a mis candidatas”.

El alcalde Dau manifestó hace algún tiempo que desde el Pacto Histórico lo habían “traicionado”, al rechazar su propuesta de armar una lista de ‘Fuera malandrines’, liderada por su hijo Abraham Dau.

En la parte final del mensaje en audio a Marrugo, Dau dice: “Tú sabes muy bien que mis candidatas son Lydis Ramírez y María Alejandra Benítez. A esas sí las apoyo”.

De acuerdo con expertos jurídicos, este audio puede catalogarse como participación política, lo que infringe normas legales y puede ser sancionado por la Procuraduría General de la Nación. La ley dice que los alcaldes y gobernadores deben “abstenerse de realizar actos de política partidista que pongan en riesgo las garantías del electorado”.

Sin embargo, queda la duda de si por tratarse de una comunicación entre dos personas, que podría considerarse privada, cabe la posibilidad de sanción. 

Precisamente, esa es la tesis de Dau, quien le dijo a El Universal de Cartagena: “Yo estoy tranquilo. Ganas de hacer bulla. A mí lo que la ley me prohíbe es salir a hacer política, promover, pero en privado puedo decir que mis simpatías son aquí o allá, y esa era una conversación privada. Esa no era una conversación que yo solté al público. ¿De dónde salió? No sé”.