El exasesor de Córdoba, Andrés Vásquez, contó que ella tuvo incidencia en las diligencias de cobro del testaferro del Gobierno venezolano, hoy en juicio en Estados Unidos por lavado de activos.

Piedad Córdoba, excongresista colombiana.

Vásquez relató a Noticias Caracol que las amistades que tenía Piedad Córdoba en Venezuela hicieron que dejara las labores humanitarias, para introducirse en el mundo de las empresas y los negocios. 

El exasesor recordó que Córdoba tiene una estrecha relación con Diosdado Cabello,  vicepresidente cuando Hugo Chávez gobernaba y hoy hombre muy poderoso en el entorno del presidente Nicolás Maduro.

“Me acuerdo de que, en una reunión con Diosdado Cabello, él dijo: ‘Nosotros no es que robemos, nosotros no es que nos quedemos con la plata. Es que el día que la oposición llegue al poder, nosotros necesitamos esa plata para hacer campaña, hacer la oposición y tú necesitas enriquecerte’”, aseguró Vásquez.

La conexión de Córdoba con el empresario barranquillero Saab se dio en el 2010, cuando fue destituida como senadora de la República. 

Según el relato de Vásquez, Piedad Córdoba le presentó a Alex Saab a Nicolás Maduro y a Tarek el Aissami, exvicepresidente venezolano. “Yo estuve en esa reunión con Tarek. En esa reunión, Piedad se reúne con el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebín), en donde se compartieron varias cosas”, dijo Vásquez.

Córdoba ayudó a Saab con el cobro de 30 millones de dólares que le solicitaba el gobierno de Venezuela por supuestas importaciones del empresario. 

“A Piedad le iban a pagar el 10 por ciento de comisión. Es hasta ahí el cómo fue el procedimiento de ese primer lote de 30 millones de dólares que fueron diligenciados por todos los sectores del gobierno venezolano. Yo creo que todo ministerio recibió ese listado de Alex que debía haberse aprobado, pasó incluso por el servicio de inteligencia para que el servicio inteligencia se lo mandara a Chávez y, en diciembre primero del 2010, ese listado es aprobado. El listado de Alex lo aprueban, pero lo aprueban con notas”, señaló.

El empresario colombiano Alex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro DEPARTAMENTO DE JUSTICIA DE ESTA 18/10/2021

Vásquez también señaló que tanto ella como su hijo Camilo Castro Córdoba tenían conocimiento de que la mitad de esos 30 millones de dólares eran producto de importaciones ficticias, uso ilegal de divisas o manipulación de divisas de Saab.

A medida que fueron llegando las compensaciones económicas a Córdoba, esta se dio cuenta que no tenía la estructura financiera para recibir tanto dinero. Por eso, junto a Juan Luis, su otro hijo, Camilo y el contador, decide crear una empresa en 2011 en Panamá (PalPalma Investment S.A). 

En julio de 2021 la empresa fue suspendida, al mismo tiempo que Saab luchaba para no ser extraditado a Estados Unidos. Camilo estaba registrado como presidente.

Por último, Vásquez recordó la última reunión que él tuvo con Saab, con conocimiento de Piedad Córdoba. Fue acerca del proyecto de construcción de viviendas de interés social por el que hoy Saab está en juicio en Estados Unidos.

”El último correo que yo recibo de Alex Saab y que se lo reenvío tanto a Juan Luis (hijo de Piedad Córdoba) como a Piedad, es un correo que me envía hacia enero de 2011 en el que Alex presenta un proyecto para hacer casas prefabricadas en Venezuela. Y la siguiente vez que volvemos a ver a Alex Saab es firmando un contrato por 150 millones de dólares para la fabricación de esas mismas casas”, indicó.

Ahora, la excongresista deberá explicar estas declaraciones ante la justicia.