Durante el evento llevado a cabo en la Universidad Sergio Arboleda, la candidata por Verde Oxígeno dio una respuesta sobre las mujeres que dejó sin palabras a los asistentes.

Entrado el país en el crucial año electoral, los debates presidenciales empiezan a hacerse recurrentes. En esta ocasión, en la universidad del norte de Bogotá, se juntaron Óscar Iván Zuluaga del Centro Democrático, David Barguil de Equipo por Colombia, Camilo Romero del Pacto Histórico, Jorge Enrique Robledo de Centro Esperanza, Enrique Gómez de Salvación Nacional y la ya mencionada Betancourt.

El primer tema estuvo centrado en la protección de la integridad y la seguridad social de las mujeres en el país. Se buscaba que los candidatos indicaran sus métodos para garantizar estos derechos.

Betancourt, siendo la única mujer del panel, sorprendió a los presentes con su respuesta. “Es un tema sobre la mujer que nos preocupa a todos. Yo enfocaría la solución en prevención. Muchas veces, en los barrios más populares, las mujeres que se hacen violar, se hacen violar por gente muy cercana a la familia. O se hacen seguir por delincuentes que siguen su ruta, saben por dónde van a pasar y son depredadores que las están persiguiendo”, dijo.

Complementó diciendo que sus formas para atacar estas acciones estarían en la capacitación de los colegios para proteger a la mujer y la niña. Y segundo, en la construcción de un centro para la mujer. 

Las críticas por su respuesta no se hicieron esperar. Romero fue el primero en responderle, afirmando que las mujeres no se hacen perseguir ni se hacen violar, ganándose el aplauso de los asistentes.

Por su parte, Gómez salió en defensa de la ex senadora, le dijo al exgobernador de Nariño que no fuera oportunista. Explicó que había usado un “galicismo” o “extranjerismo”, porque llevaba mucho tiempo hablando francés y se confundió.

El tema concluyó, por lo menos en el debate, porque continúa en redes sociales, con las disculpas de la candidata de Verde Oxígeno.

“Excusarme. Sentí que había incomodidad en la sala y no entendí qué era lo que estaba pasando”, y explicó que lo que quiso decir fue que las mujeres son víctimas de agresiones cuando están en estas situaciones, pero que no buscan serlo.