La tercera entrega de la reinvención del arácnido de la mano de Sony y Marvel Studios está en la cima de la recaudación en la taquilla y es el tercer mejor estreno en su primer fin de semana.

A nivel mundial, la película ya ha conseguido 587 millones de dólares, una cifra impresionante si tenemos en cuenta que aún el mundo atraviesa una pandemia, lo cual no ha evitado que los fanáticos de todo el planeta asistan en masa a ver este éxito creativo y comercial de uno de los personajes más amados del universo de los superhéróes. 

Parte de este hito se debe en gran medida a la promesa de visitar el multiverso, en donde la nostalgia juega un papel importante. Tener a los villanos de sagas anteriores como El Duende Verde, Dr. Octopus, Electro, El Hombre de Arena, o el Lagarto, ha creado en los fanáticos la ilusión de ver las versiones anteriores de Peter Parker.

Es una cita inaplazable para los aficionados a la fantasía y las aventuras de los súper héroes, para confirmar lo que sería la integración total del plan que se inició en 2008 con Iron-Man y que constituye una declaración para la industria del cine: todo es posible.