Foto de Burst, Pexels

Uno de los temas más recurrentes en las conversaciones de buena parte de los colombianos es el costo de vida, el incremento de casi todos los productos de la canasta familiar es un asunto que afecta a todos, y mucho más a las personas de menos recursos, pues este segmento de la población destina una mayor parte de sus ingresos a la compra de comida.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubicó en 1,0 % para el mes de marzo y en 8,53 % en la variación anual, es decir, 52 puntos básicos por encima de febrero.

El costo de vida está más elevado que al acostumbrado por varias razones. En primer lugar, desde el año pasado la inflación de precios a nivel mundial ha provocado falta de materias primas o que llegan más caras al país por la poca oferta.

Por si fuera poco, a la crisis de la cadena mundial de suministro se le sumó el conflicto armado internacional entre Rusia y Ucrania. Aunque los efectos reales de este conflicto aún no se evidencian en las cifras del Dane, la incertidumbre de lo que pueda suceder sí ha afectado las expectativas inflacionarias a nivel mundial, que terminan afectando a Colombia.

El desayuno por ejemplo, que según los nutricionistas es la comida principal del día, cuesta en promedio más del doble de lo que costaba antes del inicio de la pandemia debido al incremento de productos como la leche, pan, huevos, frutas, queso, café, chocolate, entre otros alimentos que más consumen los colombianos al iniciar el día.

  • Empecemos por la leche, de la cual se derivan otros productos preferidos en el desayuno como el queso, la mantequilla o el yogur. La leche ha tenido un incremento del 37,6 % para el consumidor final entre enero de 2021 y enero de 2022. Una paca de seis bolsas vale en promedio $30.000 por lo que cada bolsa de un litro sale por $5.000.
  • Los huevos, los cuales sirven de insumo para otros productos también han subido considerablemente, antes una cubeta oscilaba entre $9.000 a $12.000, en la actualidad cuesta alrededor de $16.000 por lo que cada unidad vale entre 500 y 600 pesos.
  • En el caso del pan, de acuerdo al Dane, su precio ha tenido un aumento superior del 19% en el último año. Hace un mes era normal encontrar unidades de pan entre $500 y $600, ahora no es extraño que su cifra aumenté a $700 o más.
  • En cuanto a las frutas frescas, se estima que en marzo de este año su precio aumentó en un 0,06 %, según explican los expertos esto se debe principalmente a la subida del valor de los insumos y la reducción de áreas cultivadas.
  • En conclusión, la inflación a nivel global ha impactado todos los alimentos que consumimos incluidos aquellos que se producen en el país como el café, indispensable en la canasta familiar y que junto con la papa, el plátano, la yuca, los aceites comestibles y la carne, son algunos de los que más han disparado su valor. De acuerdo con el Dane, el incremento es de casi un 30% en un año y la inflación del grano y sus productos derivados fue del 29,36 %, entre abril de 2021 y marzo de 2022.

Compartir

Relacionados

Nuevo tracking presidencial: Hernández 47,8%; Petro 46,8%
El voto en blanco, sin efectos jurídicos para la segunda vuelta electoral