Foto: archivo particular

(EFE). Las autoridades atribuyen el atentado al Ejército de Liberación Nacional (ELN), que es particularmente fuerte en la zona del Catatumbo.

Las víctimas hacen parte del Batallón Especial Energético y Vial No. 10 que se encuentra en Guamalito, un corregimiento del municipio de El Carmen, en el departamento de Norte de Santander.

Según el presidente Gustavo Petro, los militares fueron emboscados con explosivos y disparos de fusil, y entre los fallecidos hay dos suboficiales y siete soldados.

Este hecho de violencia pone en riesgo el actual proceso que se adelanta con esta organización al margen de la ley. El propio presidente rechazó a través de su cuenta de Twitter el ataque.

«Repudio total al ataque al pelotón del Ejército en el Catatumbo, 7 soldados que prestaban su servicio militar y 2 suboficiales, soldados de la Nación y del Gobierno del cambio, asesinados por quienes hoy están absolutamente alejados de la paz y del pueblo»,

El mandatario además llamó a consulta a la delegación gubernamental que negocia con el ELN, algo que «no implica un congelamiento de los diálogos» ni que el Gobierno se vaya a «levantar de la mesa», pero sí una reunión para el próximo lunes «con negociadores y países garantes para evaluar decisiones respecto de los hechos recientes».

Por su parte, el ministro del Interior, Alfonso Prada, fue más contundente alertando que «siempre hay la posibilidad de levantarse de una mesa cuando no hay condiciones para el diálogo» o «suspender un cese y ordenar ofensiva total cuando no hay voluntad real de paz».

Compartir

Relacionados

El papa fue hospitalizado debido a una infección respiratoria
Mundial Sub-20 de la Fifa 2023 se queda sin sede