Foto: Presidencia

(EFE). El presidente Gustavo Petro exigió este miércoles a Guatemala respeto para él y para su ministro de Defensa, Iván Velásquez, al tiempo que aseguró que no van «a arrodillar la soberanía nacional ante una acción corrupta».

Así lo expresó el jefe de Estado a periodistas en el intermedio de una de sus participaciones en el Foro Económico Mundial que se realiza en la ciudad suiza de Davos.

«Nuestro ministro de Defensa se respeta y el presidente se respeta. Nosotros no vamos a arrodillar la soberanía nacional ante una acción corrupta», aseguró el gobernante colombiano.

Petro y el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, tienen un enfrentamiento verbal desde ayer a raíz del anuncio del Ministerio Público de Guatemala de procesar a Velásquez por actuaciones relacionadas con la corrupción de la constructora brasileña cuando estuvo al frente de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), entre 2013 y 2017.

El presidente colombiano advirtió ayer a Guatemala que la relación bilateral se verá afectada si la Fiscalía de ese país insiste en emprender acciones contra su ministro de Defensa, ante lo cual Giammatei lo llamó ayer a la cordura en una entrevista con EFE en Madrid.

«Voy a dejar que el presidente Petro siga cometiendo el error de un guerrillero, pero que es poco político. No voy a caer en el juego. Las diferencias entre las naciones deben ser resueltas por la vía diplomática para evitar que los conflictos escalen después a lugares donde ya es difícil salir», dijo Giammattei.

VENGANZA DE CORRUPTOS

En sus comentarios de este miércoles, Petro aseguró que lo que pasa es que los corruptos se están vengando de una acción contra la impunidad de Naciones Unidas, organismo que autorizó la creación de la Cicig.

«Esas venganzas de politiqueros y de corruptos no la vamos a aceptar más cuando intentan vulnerar la soberanía nacional», insistió Petro al advertir de que Guatemala toma sus propias decisiones y Colombia actúa en consecuencia.

«Ellos toman sus decisiones y nosotros tomamos las nuestras pero deben tener un mensaje claro: la soberanía nacional se respeta, y nuestro deseo de que la transparencia pública ocurra no solo en el Estado colombiano sino en todos los Estados del mundo es genuino, es respetable», manifestó.

A renglón seguido el presidente colombiano añadió: «No tienen por qué venir a ponernos presos a las gentes que luchan contra la corrupción en el mundo».

El enfrentamiento verbal se agravó el lunes por la noche con el llamado a consultas que hizo la Cancillería colombiana a su embajador en Guatemala, ante lo cual el país centroamericano respondió con la misma medida.

Ante ese panorama, Petro añadió hoy que la crisis con Guatemala llegará «hasta donde quieran llevar la situación».

Compartir

Relacionados

Liberan a 30 militares secuestrados en el departamento del Meta
Petro plantea en Davos llevar a cero el consumo de energías no renovables