El ministro de Hacienda designado, José Antonio Ocampo, confirmó este jueves que la reforma tributaria, que se presentará al Congreso de la República, sí incluirá el impuesto a las bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados.

«Estamos revisando los distintos temas de la agenda, los dos temas prioritarios son la revisión del presupuesto y la reforma tributaria. Vamos a aumentar el impuesto a las personas naturales de altos ingresos, vamos a establecer un impuesto al patrimonio para personas naturales, eliminar algunos beneficios a empresas, vamos a quitar el día sin IVA y vamos a establecer normas sobre control a la evasión de impuestos».

“Los impuestos a las bebidas azucaradas sí van y el de alimentos ultraprocesados”, dijo Ocampo a medios de comunicación.

El Colectivo José Alvear Restrepo (Cajar) le solicitó al gobierno del presidente electo, Gustavo Petro, y la vicepresidenta electa, Francia Márquez, incluir el impuesto a las bebidas azucaradas.

Argumentan que este impuesto «busca desestimular el consumo de este dulce veneno que hace mucho daño a los niños, niñas y adolescentes, quienes son los que más toman gaseosas, jugos endulzados y aguas saborizadas en los colegios públicos y privados».

El Cajar ha denunciado que el consumo de productos comestibles o bebibles ultra-procesados, comúnmente conocidos como ‘comida chatarra’, tiene incidencia en el padecimiento de enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, la hipertensión, problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, cuyo tratamiento, aseguran, le cuesta a las finanzas públicas un gasto anual de cerca de 25 billones de pesos.

Compartir

Relacionados

Biden da positivo por coronavirus pero presenta síntomas leves
Iván Velásquez Gómez, será el ministro de Defensa del gobierno de Petro