Foto: REUTERS / Peter Nicholls

La actual crisis económica es un fenómeno global y hasta los países más desarrollados como Estados Unidos, Alemania e Italia enfrentan problemas por el fuerte incremento de la inflación. A esta lista se suma el Reino Unido.

Este jueves el ministro británico de Economía, Jeremy Hunt anunció ante la Cámara de los Comunes del Parlamento, que la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), estima que el país ha entrado en recesión y que la inflación británica se situará este año en el 9,1 %.

Según la OBR, que se encarga de supervisar las cuentas públicas del Reino Unido, el fuerte incremento de la inflación se debe principalmente al alza de los precios energéticos a nivel global, y además según sus cálculos, la tasa de desempleo en el Reino Unido pasará del actual 3,6 % al 4,9 % en 2024 antes de bajar al 4,1 % el año siguiente.

Durante su intervención, Hunt dijo que el Ejecutivo tiene tres pilares fundamentales para atajar la crisis económica: estabilidad financiera, crecimiento y la defensa de los servicios públicos, el funcionario también aseguró que la prioridad será proteger a los grupos más vulnerables, entre ellos los pensionistas.

Compartir

Relacionados

Polémica por documental de presidencia sobre los 100 días del gobierno Petro
Una vez más adiós a Julio