El presidente Duque hizo la petición ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Duque solicitó a Unesco la declaratoria de Tribugá, Cupica y Baudó, como  Reserva de la Biósfera - Diario La Libertad - Periódico Noticioso de  Colombia.
El presidente Iván Duque le presenta el proyecto a la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay. Foto: Presidencia

Con el objetivo de que el país sume su quinta Reserva de Biósfera, Duque le entregó los documentos necesarios a la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, para así iniciar el proceso de evaluación de esta declaratoria, que de darse cerraría cualquier posibilidad al viejo proyecto de un puerto en la zona.

En la actualidad existen 686 de estas reservas, distribuidas en 122 países. En Colombia se encuentran cinco de estos: Cinturón Andino, en el oriente; Tuparro, en la Orinoquía; Sierra Nevada de Santa Marta, Ciénaga Grande de Santa Marta y Seaflower, en el occidente del Caribe.

De llegar a aprobarse, la de Tribugá, Cupica y Baudó, será la primera ubicada en la región del Pacífico, zona en la cual, recordó Duque, existen 250 especies de algas, 42 de esponjas, 110 de cnidarios, 875 de moluscos y 1.894 de anélidos.

“Grato encuentro con @AAzoulay, Directora General de @UNESCO, a quien le presentamos la solicitud de declaratoria de la región Tribugá-Cupica-Baudó, en Chocó, como Reserva de Biósfera en el planeta, una iniciativa que se trabajó #EnEquipo con las comunidades”, expresó el mandatario en Twitter.

La región planteada hace parte de los golfos de Tribugá y Cupica, las ensenadas de Utría, Arusí, Coquí y Tribugá. Además, se encuentran las bahías Nabuga, Solano y Cupica. 

Paralelo al océano Pacífico está la serranía de Baudó, un paso obligado de especies animales, plantas y organismos hacia Centroamérica y América del Sur.

Por último, en la cumbre internacional ‘Un océano’, en donde Duque compartió con el presidente francés, Emmanuel Macron, en Brest, Francia, recalcó el compromiso de Colombia con la protección de los ecosistemas acuáticos.

“En Colombia hemos prohibido cualquier tipo, por ejemplo, de pesca de tiburones, y hemos demostrado que cuando invertimos un dólar en un área protegida marítima, podemos ganar de 5 a 6 dólares en inversiones que llegan a través de, por ejemplo, el ecoturismo”, recalcó.