Foto: Ricardo Otero 

El doctor Carlos Álvarez, médico infectólogo y coordinador en Colombia de estudios del Covid-19 ante la OMS, en entrevista con la Revista Alternativa explica algunos aspectos relevantes de este segundo refuerzo.

Revista Alternativa: ¿Por qué es necesaria la cuarta dosis de la vacuna contra el Covid-19?

 Dr. Carlos Álvarez: Antes que nada, vale la pena resaltar que la vacuna ha cumplido su objetivo que es salvar vidas, es un tema importante, lo que uno quisiera es tener una vacuna que fuera una “gótica”, que fuera una sola de por vida y quedáramos protegidos para siempre. Pero la realidad no es esa, la realidad es que hemos visto como el virus también muta y cuando muta hace que las defensas generadas por las vacunas se vayan perdiendo.

Hemos visto como el segundo objetivo de la vacuna que era evitar complicaciones y el tercero de evitar la infección o reinfección, a medida que va pasando el tiempo va disminuyendo, es decir vemos como el esquema inicial que eran dosis, una vez pasa el tiempo y cambia la variante del virus, ahora por ejemplo que estamos en ómicron, después de seis meses, vemos como empieza a descender esa eficacia de la vacuna. Ya no es del 90% sino empieza a caer al 40 o al 30%.

Pero eso que es una noticia mala luego se convierte en una noticia buena, en el sentido de que cuando una persona se coloca un refuerzo, eso aumenta nuevamente ese porcentaje, eso lo hemos visto con la aplicación de la tercera dosis o el primer refuerzo. Específicamente vemos que después de seis meses, las defensas y la protección empieza a caer, pero una vez se coloca el primer refuerzo nuevamente suben, pero ese mismo ciclo empezamos a verlo, vuelve a caer y sabemos que colocando esa cuarta dosis o segundo refuerzo nuevamente se logra tener niveles de protección adecuados, especialmente lo que más se cae es la posibilidad de reinfectarse.

Una persona que le ha dado Covid, puede volver a tener la enfermedad o una persona que no se haya infectado puede infectarse, eso cae en la medida que pasa el tiempo, afortunadamente la caída para las formas graves incluyendo la muerte es menor, sin embargo ocurre y también sabemos que cuando se coloca una dosis de refuerzo vemos esa recuperación de esas defensas.

Considero que la justificación está clara, sabemos que después de un tiempo caen las defensas, pero con una dosis adicional se logra mejorar.

¿Quiénes se la pueden aplicar?

Colombia ya venía aplicando una cuarta dosis a grupos de más riesgo, especialmente aquellas personas que tienen mayor riesgo con la covid-19 (hipertensos, diabéticos personas obesas, mayores de 60 años). Lo que se hace ahora es ampliar esas recomendaciones a todos los mayores de 18 años. En este sentido va a tener una mayor importancia, no solamente en la protección individual sino también la protección grupal. Pueda que un joven enfermo no se complique, pero pueda que ese joven conviva con sus padres o abuelos o con alguien que tenga las defensas bajas y eso hace que si yo me contagio podría yo también transmitir. En la medida que me protejo así tenga menos riesgo, también estoy protegiendo a todos los que están alrededor mío y de esta manera también logramos que haya menos circulación del virus.

Este año ha sido atípico en las lluvias, claramente tenemos periodos de muchas lluvias entre abril y junio y luego hay otro pico grande entre octubre y noviembre, en esos momentos hay mayor transmisión de virus respiratorios y si nos colocamos dosis de vacunas ahora, es posible que cuando llegue otra vez, una circulación importante de virus respiratorios incluyendo SARS-CoV-2 2, probablemente vamos a tener un pico epidémico de menor impacto.

 ¿Cómo incentivar a las personas para que se apliquen la cuarta dosis?

Uno quisiera que fueran únicamente una o dos dosis y ya pero la biología no es así, hay que recordar que sí han disminuido las complicaciones, ya no estamos hablando de 800 muertos al día, sin embargo todavía se registran en promedio 20 víctimas diarias, que podrían incrementarse si pasa más tiempo y no estamos vacunados. 20 muertos al día es importante, lo que pasa es que se nos olvida y perdemos la noción pero cuando hablamos de 20 muertos al día estamos hablando de 120 o 140 a la semana, es como si cada semana, un avión se cayera y que fuera por la covid-19. Creo que es importante tener presente que el riesgo es menor pero no es cero y está en manos de nosotros poder disminuir más esas cifras. Definitivamente la vacunación funciona.

Foto: Ricardo Otero 

¿Qué tipo de vacunas están disponibles para este segundo refuerzo?

Colombia ha hecho un plan nacional de vacunación con diferentes plataformas y ha adaptado esas plataformas a las recomendaciones que se vienen haciendo en general. En este momento en Colombia para estos refuerzos se está haciendo énfasis en la vacunación con vacunas de ARN mensajero, es decir Pfizer y ahora mucho más Moderna que han demostrado mantener una muy buena respuesta.

¿Las personas pueden confiar en la efectividad de estos biológicos?

Cuando nos vacunamos contra otras enfermedades no estamos pendientes de que marca es la vacuna, cuando se vacunan contra la influenza por ejemplo no saben que marcas hay en esos momentos distribuyéndose, lo mismo pasa contra el neumococo o contra la varicela. Simplemente nos vacunamos porque confiamos en que lo que está ofreciendo el sistema de salud es lo correcto. Aquí hago énfasis en la importancia de que confiemos que lo que está incluido en el plan nacional de vacunación es el fruto de un trabajo riguroso, de muchas personas y de comités de expertos que definieron cado uno de esos aspectos que están en los lineamientos del gobierno colombiano. Yo creo que más que dudar que vacuna ponerse o no, hay que sentirse tranquilo que lo que tienen disponible en los puestos de vacunación son vacunas correctas y adecuadas para la población.

¿Van a seguir habilitados los mismos puntos de vacunación?

Ya se hizo un tamizaje de los centros de vacunación que estaban de forma transitoria, al caer la emergencia o al cambiar las condiciones epidemiológicas se mantienen los centros de vacunación que algunas IPS o EPS consideran que eran importantes para asegurar los programas de vacunación y también los centros que siempre han estado para vacunación. Recordemos que cada vez que lo que vamos a tener presente es que la vacunación para la covid-19 hace parte del plan nacional de vacunación que normalmente ocurre para otras enfermedades infecciosas para los adultos la influenza, neumococo, para los niños el papiloma, el neumococo, influenza etc. Creo que son suficientes puestos de vacunación.

¿Cuál es su llamado a la población referente a la vacunación?

La covid-19 no se ha ido, el virus también intenta sobrevivir, también muta y cambia y la manera en la que todos podemos contribuir a que haya un control de ese virus, es que más personas estén protegidas. No es coherente que una persona que durante dos o tres años se mantuvo aislada, se protegió y ahora en un momento crítico, ahora que todavía sigue circulando el virus, ya no se vacune porque está poniendo en riesgo y todo lo que hizo durante dos o tres años puede perderse. Es muy importante vacunarnos, nos protegemos nosotros, protegemos a los que están alrededor nuestro y muy importante vacunar a los niños, porque son un grupo que afortunadamente para la covid-19 presenta menos severidad clínica pero entre más niños estén vacunados significa que más población está protegida y eso va hacer la diferencia durante lo que queda de este segundo semestre del año.

Vea la entrevista completa aquí.

Compartir

Relacionados

Condena de Aída Victoria Merlano: estos son los delitos de los que la acusan
Rigoberto Urán gana la etapa 17 de la Vuelta España 2022