En su más reciente libro, la escritora reúne una serie de ensayos donde se pregunta por la palabra, la escritura, las mujeres y su propio lugar en el mundo, lo que, al fin de cuentas, es la pregunta de todos.

Bogotá Octubre 10 de 2020. Entrevista con la escritora, periodista y educadora Yolanda Reyes. Foto Néstor Gómez – El Tiempo. Entrevista Yolanda Reyes. Crédito: CEET. Fotógrafo: NESTOR G?MEZ. YOLANDA REYES, ESCRITORA DE LITERATURA INFANTIL Y COLUMNISTA DE EL TIEMPO. FOTOS NESTOR G

Por Catalina Gallo

Periodista 

Alguna vez, en un taller de escritura, Yolanda Reyes contó que hasta hacía muy poco había escrito en un cuestionario que su profesión era ser escritora. Durante mucho tiempo buscó su lugar entre aquella y sus roles como educadora y columnista. Su último libro, El reino de la posibilidad, es la confirmación fehaciente de la profesión que ha ejercido durante bastantes años, una carrera polifacética como escritora que parece haber encontrado su lugar en este libro de ensayos, no solo porque muestra voz, sino porque el primer ensayo se titula “Mi lugar”.

Como lo afirmó el escritor Ricardo Silva, en una de las presentaciones del libro, es tan amplia la voz de la autora que puede que puede pasar de los libros de niños a los de adolescentes y adultos, de las novelas a los ensayos. Por estas varias voces, muchas veces ella sintió que no estaba en el lugar indicado, pero precisamente encontró que el hilo conductor de todos estos ensayos es la pregunta por su lugar, por el lugar desde donde se está pronunciando, y el libro lo responde. “Este es un libro que a uno le aclara el mundo”, dijo Silva.

La obra nació originalmente como la recopilación de ponencias y ensayos que había escrito en diferentes momentos de su vida, pero que, al revisarlos, encontró que debía rehacerlos porque el mundo ya no era el mismo ni le hablaba de la misma manera. Lo que le sucedió fue que al redactar un texto sobre otro logró llegar a lugares más profundos. Inicialmente sería publicado el año pasado, pero al igual que a todos, la pandemia le cambió sus tiempos.

LOS TIEMPOS DE YOLANDA

Su trabajo como promotora de lectura y como docente de niños en edad preescolar también recorre El reino de la posibilidad, porque si algo muestran muchas de sus páginas son las posibilidades de ella como persona, pero también las de todos como lectores.

En sus ensayos hay espacio para ella misma y así el lector descubre a la verdadera Yolanda Reyes. Como lo ha expresado, hablar de este país y de sus guerras también exige dar cuenta de sí misma, porque está inmersa en esta complejidad. Para explicarlo, cita un verso de Miguel Hernández: “Voy de mi corazón a mis asuntos”, y los asuntos de Yolanda son la educación y la literatura.

Respecto a la primera, se pregunta para qué estamos educando con un mundo enfrentado al cambio climático o a la misma pandemia, quién nos dice qué es lo que necesitarán esos niños para el mundo que los espera. Se lo preguntó antes y después de la pandemia, pero sobre todo cuando les hablaba a sus alumnos del jardín infantil a través de los espacios cuadrados de Zoom. “¿Cómo educar a estos niños?” Ha dejado claro que es importante repensar la educación y el papel que cumple la tecnología dentro de esta. La escritura del libro acompañó a Yolanda durante la pandemia, y está segura de que sus palabras y sus preguntas también se nutren de la coyuntura sanitaria que ha vivido el mundo durante casi dos años. 

Bogot?, Agosto 02 de 2016..Entrevista con la escritora Yolanda Reyes, quien acaba de publicar con Alfaguara ?Qu? raro que me llame Federico?. Cr?dito: CEET Fot?grafo: CLAUDIA RUBIO. Yolanda Reyes, escritora colombiana, autora de Qu

La literatura –como ella lo expresa– es otro de sus asuntos, y por ello los ensayos recogidos en la publicación también hablan sobre la palabra, sobre la lengua materna. En ella se leen igualmente conversaciones entre la autora y otros escritores que la han marcado, sin robarles una sola palabra a ellos y sin que aquellos borren la de ella. 

«Lo que sucedió fue que al redactar un texto sobre otro logró llegar a lugares más profundos… A encontrar sus lugares».

En cuanto a la palabra misma, varios críticos han escrito y comentado que las frases poéticas están presentes en estos ensayos; de hecho, la autora ha contado que muchas personas le comentaron subrayaron frases del libro que les parecieron hermosas.

En el último ensayo, “Las mujeres en una tierra brava”, explica que su tierra, Santander, está llena de heroínas de la patria, y se pregunta por qué las mujeres tienen que ser justamente eso, heroínas. Allí aparecen sus tías, mujeres bravas en tierras bravas. Cuando habla de este capítulo del libro cuestiona que a las mujeres siempre se les ha dicho, de alguna u otra forma, que deben ser buenas: “Buenas esposas, buenas madres, buenas amantes”. Y tal vez muchas mujeres hoy se preguntan si lo que han hecho obedece a ese mandato o si realmente quisieron hacerlo. Esas son preguntas más enredadas, dice ella. “Uno cree que ha hecho muchas cosas que ha querido, pero también otras que no sabe si hubiera querido”. Es un capítulo que habla sobre las implicaciones de haber nacido niña en una tierra de mujeres bravas.

En resumen, como lo anotó la escritora Carolina Sanín, que presentó la obra en otra ocasión, «Yolanda Reyes ha creado en este libro una serie de ámbitos donde los lectores podemos leernos y maravillarnos con nosotros mismos: con el principio de nuestra imaginación, con la expresión de nuestra humanidad y con la urgencia de nuestra responsabilidad».

Compartir

Relacionados

La historia (interminable) de la guerra comercial entre China y EE.UU.
El mundo visto en telas negras