Crédito: Shutterstock.

A sus 40 años de edad, una de las más grandes tenistas prepara su despedida de la competencia profesional. Una carrera llena de gloria. La mayor ganadora de Grand Slam de la era Open (23) y permaneció 319 semanas como número uno.

Tenía tan solo 17 años cuando deslumbró por su fortaleza y su impresionante físico, y se adjudicó su primer Grand Slam en el US Open que se juega cada año en la ciudad de Nueva York. 

Los expertos señalan que Williams con sus contundentes golpes de raqueta, sus movimientos inteligentes fuera de la cancha, la definieron como una superestrella. 

Su mundo lejos de las canchas, está centrado en los negocios de la moda, el capital de riesgo, la familia y la maternidad. Sobre su hija Olympia, de cuatro años, ha señalado que será ella quien decidirá si sigue el camino del tenis, pero no bajo la misma presión a la que fueron sometidas Serena y Venus, por su estricto padre. 

Su despedida final será posiblemente en el Abierto de Estados Unidos, que la lanzó a la fama en 1999. Las estadísticas señalan, que además de los múltiples récords que ha impuesto en la cancha, también los tiene en su cuenta bancaria: 94,5 millones de dólares en premios.

Compartir

Relacionados

El cerebro embustero
Petróleo verde