En la noche del viernes la organización terrorista atacó con explosivos un camión que transportaba agentes del Esmad en la capital del Valle del Cauca. Tres de ellos, en estado grave.

Atentado terrorista en Cali

En la mañana de este sábado, el presidente Iván Duque dijo que el grupo guerrillero se adjudicó el atentado, ocurrido en Puerto Rellena, sur oriente de Cali, epicentro de grandes disturbios durante el pasado paro nacional.

Duque expresó que el ELN tiene “interés de incidir en el proceso electoral de este año con el apoyo de dictaduras socialistas y comunistas”, pero advirtió que  “Colombia no se doblega ni se doblegará jamás ante el terrorismo y nuestro gobierno jamás premiará a terroristas”.

El director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas, señaló que el ataque es una especie de represalia por los recientes golpes de la fuerza pública a ese grupo guerrillero, como la muerte de alias ‘Fabián’, uno de sus cabecillas.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, rechazó también el atentado y dijo que “no pasarán los halcones de odio”. Además, ofreció hasta setenta millones de pesos por información de los responsables directos. El secretario de Seguridad de Cali, Carlos Soler,  dijo que los hombres del ELN activaron la carga explosiva por telemando. 

Por su parte, el ministro de Defensa, Diego Molano, rechazó el acto terrorista y envió un saludo de solidaridad a los familiares de los heridos. “No descansaremos hasta encontrar a los responsables”, afirmó.

Los agentes de seguridad heridos fueron trasladados a las clínicas Colombia, Valle de Lili y Limonar. Tres de ellos están en situación grave.