La compañía del genio creador de Facebook advirtió que, si le impiden transferir los datos de los usuarios a Estados Unidos, retirará del viejo continente a Instagram y Facebook.

Estos son los 23 libros que debe leer según Mark Zuckerberg - Forbes  Colombia
Mark Zuckerberg, creador de Facebook y actual presidente ejecutivo de Meta.

Desde hace un tiempo, los reguladores de Unión Europea vienen negociando con el país norteamericano sobre el pacto transferencias trasatlánticas de datos, en el que confían miles de empresas. 

Dicho acuerdo, llamado Escudo de Privacidad UE-EE.UU., fue anulado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en 2020, ante el temor de que los datos de los europeos estuvieran en peligro al ser enviados a Estados Unidos.

En el informe anual de Meta, el conglomerado digital que lidera Mark Zuckerberg, se consignó que en caso de no llegar a un acuerdo en un nuevo pacto o en el ya existente, dejarían de ofrecer sus productos en el ‘viejo continente’, entre los que se encuentran dos de las redes sociales más populares en el mundo: Instagram y Facebook.

“No tenemos absolutamente ningún deseo ni planes de retirarnos de Europa, pero la simple realidad es que Meta, y muchas otras empresas, organizaciones y servicios, dependen de las transferencias de datos entre la UE y los EE.UU. para operar servicios globales”, dice el documento. 

En la Comisión Europea entienden la importancia de estas negociaciones y, por eso, las han intensificado. Sin embargo, dicen que probablemente tomen tiempo “dada la complejidad de los temas en discusión y la necesidad de lograr un equilibrio entre la privacidad y la seguridad nacional”.

Si bien no es negocio para Meta retirar sus productos de uno de sus mercados más exitosos, para algunos políticos alemanes y franceses no es una mala idea.

El ministro de Economía de Alemania, Rober Habeck, dijo que después de haber sido ‘hackeado’ ha vivido sin Facebook y Twitter durante cuatro años y asegura que “mi vida ha sido fantástica”.

Por su parte, el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, afirmó: “la vida es muy buena sin Facebook y viviríamos muy bien sin la red social”.

Mientras la tensión entre Meta y los legisladores europeos sobre la propiedad de datos de los usuarios se incrementa, ha habido una caída del 26 % en el precio de las acciones de Facebook, debido al temor que ha surgido en los usuarios. Se espera que haya una decisión final antes de julio próximo.