Nadie se esperaba la partida de la monarca, aunque desde el día miércoles se compartieron algunas noticias relacionadas con su ausencia en un consejo privado, pocos se imaginaban  que su estado de salud era delicado. Las cosas empeoraron este jueves, cuando el Palacio de Buckingham emitió un comunicado en el que aseguraron que “los médicos de la reina están preocupados por la salud de su majestad”.

Tras la muerte de Isabell II, el príncipe Carlos, hijo mayor de la reina, es el primero en la línea de sucesión y automáticamente se convierte en rey. Carlos ya había asumido algunos de los compromisos de la reina este año, ya que la condición de salud le impedía cumplir algunos compromisos de la corona, incluida la apertura estatal del Parlamento.

La jefa de Estado del Reino Unido y 14 países de la Commonwealth, fue conocida en todo el mundo, la mayoría de los británicos ni siquiera recuerda una época en la que ella no fuera reina. Durante sus más de 70 años en el cargo, tuvo que esquivar crisis sociales, escándalos familiares y crecientes problemas de salud en los últimos años. También vio a 15 primeros ministros de Reino Unido pasar por ese cargo; desde el estadista de la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill, hasta la actual primera ministra, Liz Truss.

Se espera que en las últimas horas se anuncien detalles sobre las honras fúnebres para Isabel II.

Compartir

Relacionados

Bogotá tendrá microsensores para medir la calidad del aire
Isabel II, siete décadas de reinado (1926- 2022)