Créditos:Prensa Presidencia.

(EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció este miércoles en Bogotá que España aprovechará su presidencia del Consejo de la Unión Europea (UE), prevista para el segundo semestre de 2023, para impulsar las relaciones de Latinoamérica y el Caribe con la UE.

Sánchez hará que España sea durante ese periodo «la gran impulsora de los intereses latinoamericanos en la UE» y aprovechará para convocar una cumbre entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) «que será un éxito sin paliativos», en un año en el que también está prevista la celebración de la Cumbre Iberoamericana en Santo Domingo (República Dominicana).

«La comunidad iberoamericana puede aportar muchos debates», dijo Sánchez durante su intervención en el acto inaugural de un encuentro entre empresarios españoles y colombianos.

RELACIONES AMBICIOSAS CON COLOMBIA

Ante el «nuevo capítulo de la historia democrática» de Colombia, con el inicio del mandato del presidente Gustavo Petro a comienzos de mes, España espera «reforzar aún más su presencia en esta nueva etapa que se abre».

Sánchez ha ofrecido la «máxima colaboración» a su homólogo colombiano, y ha señalado que ambos gobiernos otorgan la misma importancia a la justicia tributaria, al cambio climático o al empleo de calidad, entre otros asuntos.

«Somos ambiciosos, no basta con mantener unas buenas relaciones. Queremos mejorarlas, quiero ofrecerle toda la colaboración de España en los puntos de mejora pendientes en la aplicación del acuerdo entre UE y Colombia», señaló el presidente.

Al igual que Sánchez, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, también presente en este viaje, ha destacado que Colombia es «un socio de primer orden en Latinoamérica» desde los años 80, y ha manifestado el compromiso del Gobierno por «estrechar lazos comerciales y de inversión».

España invirtió 1.462 millones de dólares en Colombia en 2021, según ha referido la ministra, lo que eleva la inversión acumulada en el país a 25.500 millones de dólares, y es el segundo mayor inversor extranjero en Colombia, por detrás de Estados Unidos.

Maroto resaltó que las empresas españolas -actualmente más de 800 firmas operan en el país- tienen «vocación de permanencia» en Colombia y se presentan como un «socio fiable y comprometido» para las compañías colombianas.

Las empresas españolas ya están presentes en sectores relacionados con las infraestructuras y la ingeniería y ofrecen una oportunidad para los sectores que «miran al futuro», con una «nueva economía basada en la sostenibilidad». Maroto instó a los empresarios españoles a «reforzar su apuesta por Colombia», sobre todo en el turismo y en la agroindustria.

Compartir

Relacionados

Piqué y su nueva novia fueron vistos en un matrimonio
Razones del desabastecimiento de medicamentos en Colombia