Si los colombianos aprendimos de moda, naturaleza, cultura y a pegarnos de la TV fue gracias a Gloria Valencia de Castaño que, con su carisma y su “vozarrón”, se nos metió en el corazón a través de esa caja mágica llamada televisor. Su historia narrada por su hija y su nieta en un fascinante libro.

Quizás 376 páginas no sean suficientes para contar una vida de 83 años dedicados, día tras día, a cumplir sueños aun yendo contra la corriente; a ser líder y precursora de causas, a criar, educar y amar hasta lo más profundo; a crear hitos, traspasar fronteras culturales, hacer y cambiar la historia, convertirse en ícono y dejar un legado sencillamente invaluable. 

Sin embargo, eso intentaron Pilar Castaño Valencia y María López Castaño, madre e hija, con “Gloria en colores”, un fantástico libro en el que quisieron plasmar la vida, obra, hitos, sueños, logros y anécdotas de su madre y abuela, respectivamente, doña Gloria Valencia de Castaño, con la firme intención de brindarles a los colombianos un grandioso legado, cuando se cumplen 10 años de su fallecimiento. 

“Se trata de una historia que tenía que ser escrita, que debía quedar como fuente de inspiración, porque de lo contrario se iba a olvidar”, comenta Pilar al referirse a este desafío que ella y su hija decidieron enfrentar con todo su corazón, hace más de un año. 

Y lo hicieron de manera estratégica porque, además de introducirnos en mundo que parece de ficción, pero que fue tan real como las aguas perfumadas con flores de naranjos y jazmines con las que la abuela de doña Gloria, mamá Eloísa, le lavaba el pelo, quisieron crear una obra que pudiera ser disfrutada por todas las generaciones y que sirviera no solo para ser leída, sino también escuchada, vista y apropiada con fascinación. 

A lo largo de este viaje virtual por la vida de quien abrió para Colombia los caminos universales de la moda, la artes, la cultura, la música, la literatura, el medioambiente y la televisión en cabeza de las mujeres, podemos encontrar, por ejemplo, códigos QR que al ser escaneados nos darán el privilegio de escuchar grabaciones originales de discursos, lectura de cuentos y entrevistas memorables que doña Gloria realizó con personajes de la talla de Jorge Luis Borges, Álvaro Mutis, Esmeralda Arboleda y Ernesto Sábato. También encontraremos más de 100 fotografías inéditas que reposaban en los archivos de la prensa escrita del país y una poderosa playlist con las canciones preferidas de doña Gloria.

“Se trata de una obra tremendamente auténtica. Ella fue una heroína, una lideresa, que siempre resaltó el valor de la mujer y de la sencillez. Eso es lo que hemos querido plasmar en el libro”, anota María, la nieta.

Hablar de doña Gloria es hablar de un buen pedazo de la historia cultural de Colombia; de quien nos enseñó sobre temas que no se tocaban en las escuelas, como las tendencias de la moda o los prodigios de la naturaleza y los fenómenos del medioambiente.  

“Me encanta que digas eso porque mi mamá siempre quiso ser una profesora. Y en la práctica lo fue porque educó a muchas generaciones, sobre todo con Naturalia y su trabajo en la HJCK”, comenta, por su parte, Pilar.

Doña Gloria nació un 24 de julio en una humilde casa de la acalorada Ibagué del 27. Criada por un matriarcado compuesto por su abuela y su madre, Mercedes (de hecho, llevaba el apellido de su progenitora), creció con el sonido imparable del pedaleo de la máquina de coser Singer de su mamá, quien debía trabajar de manera incansable para conseguir el sustento diario de la familia. No tuvo juguetes, pero sí el privilegio de dejarse envolver por una lluvia de retazos de organzas, linos, sedas y popelinas que se constituían en su diversión diaria.

Su vida fue marcada por ir contra la corriente, cumplir sueños rompiendo barreras, pero al mismo tiempo por su carácter estoico y valeroso. Eso sí, “destacando su feminidad en cada respiro, en cada gesto, en cada palabra”, continúa su nieta. Así logró conquistar terrenos hasta entonces impensables para las mujeres. 

¿Quién era María Moñitos?, ¿Cómo fue que pasó de una vida casi silvestre en el campo ibaguereño a la fría cotidianidad de un internado en Bogotá?, ¿cómo nació ese amor de 65 años con don Álvaro Castaño Castillo?, ¿cómo logró ser la primera mujer en pararse frente a una cámara de la naciente televisión colombiana, “muerta del susto”, como lo anunció en su momento a todos los televidentes?, ¿cómo logró convertirse en ícono de la moda, activista del tema ambiental y la presentadora de la TV más querida, admirada y vista por los colombianos? ¿cuándo y por qué se volvieron célebres sus frases como “lástima que la televisión no sea en colores”?

Los invitamos a encontrar las respuestas a estos interrogantes en las páginas del libro que María ha calificado como “una carta de amor para las mujeres; para que la recuerden, la tengan presente y, por qué no, la usen como inspiración”.

Vale la pena destacar que sus autoras han querido acompañar el lanzamiento del libro con una colección de piezas y accesorios inspirados en el estilo característico de doña Gloria, los cuales se pueden encontrar en los almacenes Éxito. 

Se trata de una línea diseñada por Susan García y Manuela Castaño (hija del mayor de los hermanos Castaño Valencia) en la que sobresalen las camisas blancas, las perlas, las faldas rectas, los vestidos tipo talego y los estampados con colibríes y totumos propios del Tolima, “todos pensados para que cualquier mujer que vaya a hacer el mercado al Éxito se pueda llevar un pedacito de Gloria para su guardarropa”, explica Pilar. 

Después de leer el libro, habría qué preguntarse qué no hizo doña Gloria. De ahí que alguien la apodara “la mujer moñona”. 

DESTACADO

“ESTA HISTORIA SE TENÍA QUE ESCRIBIR PARA LAS GENERACIONES PRESENTES Y FUTURAS PORQUE DE LO CONTRARIO SE CORRÍA EL RIESGO DE QUE SE OLVIDARA”. 

PILAR CASTAÑO VALENCIA 

Crédito fotos: 

© Fotografía de cubierta: Hernán Díaz

© Fotografías internas: Archivo personal

Cortesía Grupo Planeta