Los ministros de Salud y Educación, Fernando Ruíz y María Victoria Angulo, respectivamente, coincidieron en que la medida es necesaria para la salud de los menores.

El calendario escolar de este 2022 tendrá como novedad el 100 % de aforo en los colegios, sobre todo para evitar que la salud mental y los procesos cognitivos se vean afectados. A finales del año pasado, algunos centros educativos habían empezado con la modalidad de alternancia.

El ministro Ruíz manifestó que los protocolos de lavado de manos, uso de tapabocas y buena ventilación en el espacio seguirán vigentes y la vacunación para esta población, que va hasta los 18 años, se intensificará. 

“Dos años por fuera de (las aulas de clase) es una situación muy complicada y tendremos temas a futuro por la pérdida de estos dos años. Y  también en salud los problemas son críticos: obesidad, salud mental, maltrato infantil”, expresó Ruíz.

Además, recordó que los menores son los menos afectados por el coronavirus, razón que también motivó al retorno de clases presenciales.

«Bogotá tiene unos casos activos de covid-19, que van a seguir subiendo. Se espera que este pico siga subiendo. Los colegios obviamente vamos a estar expuestos, pero con las medidas de bioseguridad vamos a minimizar estos riesgos. «, dijo, por su parte, la secretaria de Educación del Distrito, Edna Bonilla.

Además, dijo que, en caso de haber un caso positivo en el colegio, se debe informar de inmediato al Ministerio de Educación y al de Salud, además de hacer el debido aislamiento.

Bonilla aseguró que el cierre del colegio será una decisión extrema. “En lo posible, no se va a presentar”, porque un niño o un maestro no necesariamente es contacto cercano de la totalidad del colegio, dijo Bonilla, quien también explicó que se esperaría que la decisión más drástica sea cerrar un curso. 

De esta manera, se aplicará la recomendación que hicieron Unicef y la Organización Mundial de la Salud (OMS) de volver a  los colegios de manera presencial. En los dos años de virtualidad, 168 millones de estudiantes perdieron un año de clases.