(EUROPA PRESS)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró este domingo que la pandemia de coronavirus «ha terminado», aunque ha reconocido que aún a día de hoy Estados Unidos «todavía tiene un problema» con el COVID-19.

«La pandemia ha terminado. Si te fijas, nadie lleva mascarillas. Todo el mundo parece estar en muy buena forma. Y es por esto que pienso que la situación ha cambiado», señaló el mandatario durante una entrevista con la cadena CBS.

Por otro lado, también respecto a la pandemia, Biden dijo que los bajos índices de apoyo a su gobierno pueden estar en parte fundamentados en el impacto que ha tenido el coronavirus en la mente de los estadounidenses.

«El impacto en la mente del pueblo estadounidense como consecuencia de la pandemia es profundo. Piensa en cómo eso lo ha cambiado todo. Las actitudes de las personas sobre sí mismas, sus familias, sobre el estado de la nación, sobre el estado de sus comunidades».

Más tarde, el diario estadounidense ‘Politico’ enfatizó que estas palabras del mandatario habrían sorprendido a funcionarios de Salud de la Casa Blanca, pues no estaban entre las declaraciones previstas para dar durante la entrevista.

Finalmente, Biden ha puesto en valor la gestión del coronavirus llevada a cabo por su Administración. «Hemos perdido un millón de personas por el COVID-19. Cuando asumí el cargo, cuando fui elegido, solo dos millones de personas habían sido vacunadas. Ahora tengo 220 millones», ha zanjado el inquilino de la Casa Blanca.

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos confirmaron más de 1,05 millones de fallecidos a causa del coronavirus, enfermedad de la que se han contagiado más de 95,4 millones de personas en el país.

Compartir

Relacionados

Gobierno y disidencias de las FARC mantienen una reunión exploratoria para lograr la "paz total"
Inglaterra da el último adiós a la Reina Isabel II con un gran funeral