Un juez de Nueva York rechazó archivar una denuncia presentada contra el hijo preferido de la reina Isabel II de Inglaterra por supuestos abusos cometidos a una menor de edad, a pesar del acuerdo de confidencial suscrito entre las partes hace más de una década.

Andrés abandonó sus funciones públicas como miembro de la realeza británica al surgir el escándalo.

EUROPA PRESS

La denunciante, Virginia Giuffre, alega que el príncipe británico abusó de ella cuando tenía 17 años, víctima presuntamente de la red de trata de personas orquestada por el difunto empresario Jeffrey Epstein, que se quitó la vida en prisión tras ser detenido en 2019.

El príncipe Andrés ha negado las acusaciones y ha tratado de tumbar la denuncia civil presentada por Giuffre, apelando como principal argumento a un pacto extrajudicial suscrito por la demandante y por Einstein en 2009 y según el cual la víctima habría acordado no emprender ninguna acción legal contra otras personas.

El juez de distrito Lewis Kaplan concluyó que es prematuro determinar en qué medida el citado acuerdo puede afectar al proceso en marcha. «Las partes han articulado al menos dos interpretaciones razonables de palabras clave», esgrimió.

En este sentido, considera «ambiguos» los términos incluidos en el acuerdo, por lo que el examen al detalle «debe esperar a futuros procedimientos», informó la agencia de noticias Bloomberg.

La decisión del juez implica que los abogados del hijo de Isabel II deberán presentar las pruebas solicitadas por la acusación en caso de que decidan seguir haciendo frente a la denuncia y no opten por un acuerdo, lo que podría demorar meses e incluso años el proceso.

El príncipe Andrés ya renunció en noviembre de 2019 a sus funciones públicas como miembro de la familia real británica, después de una polémica entrevista en la BBC en la que intentó marcar distancias con la trama de Epstein.