Crédito: NASA, ESA, CSA, STSCI.

Con su poderosa mirada infrarroja, el telescopio James Webb logró fotografiar por primera vez la ‘caótica’ galaxia Rueda de Carro (Cartwheel en su denominación en inglés) y dos galaxias compañeras más pequeñas en un contexto de muchas otras galaxias. Esta imagen proporciona una nueva vista de cómo ha cambiado Rueda de Carro durante miles de millones de años.

Ubicada a unos 500 millones de años luz de distancia en la constelación de Sculptor, esta galaxia es un espectáculo raro. Su apariencia, muy parecida a la de la rueda de un carro, es el resultado de un evento intenso: una colisión a alta velocidad entre una gran galaxia espiral y una galaxia más pequeña que no se ve en esta imagen.

«Es hora de reinventar la rueda. He aquí una nueva imagen de la galaxia Rueda de Carro, captada por el telescopio Webb. Webb no solo ofrece un panorama del estado actual de la galaxia, sino también un vistazo a su pasado y su futuro», escribió la NASA en un tweet en su perfil en español, acompañado de la impactante imagen. 

Las colisiones de proporciones galácticas provocan una cascada de eventos diferentes y más pequeños entre las galaxias involucradas; Rueda de Carro no es una excepción.

La colisión afectó más notablemente a la forma y estructura de la galaxia. Rueda de Carro luce dos anillos: un anillo interior brillante y un anillo colorido circundante. Estos dos anillos se expanden hacia afuera desde el centro de la colisión, como las ondas en un estanque después de arrojar una piedra. Debido a estas características distintivas, los astrónomos la llaman «galaxia anular», una estructura menos común que las galaxias espirales como nuestra Vía Láctea, informa la NASA.

Compartir

Relacionados

Pelosi aterriza en Taiwán a pesar de las alertas del gobierno de China
Nancy Pelosi abandona Taiwán tras confirmar respaldo de EEUU con la isla